MESSIMANIA

La locura y alegría, desencadeno que los argentinos al enterarse que el «Diez» argentino fue a comer con su familia y debió salir escoltado por la Policía de la Ciudad en medio de cientos de fanáticos.

Una noche inolvidable para los argentinos que circulaban las calles de Palermo. Como si fuera uno más de nosotros el capitán y campeón del  mundo con la Selección decidió ir a cenar con su familia a la parrilla de “Don Julio” y como era de esperarse, la presencia del astro causo furor en las afueras del restaurante.

A tres meses de la obtención de la Copa del Mundo, el ambiente de fiesta sigue presente en la vida de los argentinos, si a esto le sumamos la previa de la doble fecha FIFA que se realizaran en el suelo de nuestro país se podría decir que la locura del futbolística es total.

Tras circular el rumor de que Messi estaba en un restaurante de Palermo, esta locura se reflejo con miles de hinchas esperándolo eufóricos afuera de las inmediaciones de la parrilla de «Don Julio», así demostrarle el agradecimiento al ídolo mundial.

Una vez terminada la cena en el local de la esquina de Guatemala y Gurruchaga, el jugador tuvo que ser custodiado por agentes de la Policía de la Ciudad hacia su vehículo, donde inevitablemente tuvo un cruce muy afectivo con los fanáticos.

Al ritmo de “Muchachos” muchas personas pudieron captar el momento. Cientos de imágenes circularon en las redes y en todas se lo puede ver a Leo más feliz que nunca.

MUNICIPIOS